La limpieza del plantel para el Clausura 2022

Tras caer eliminados ante Pumas en el Apertura 2021, se habló de que habría un análisis a fondo para determinar el futuro de varios jugadores.

Pero pasaron las semanas y los movimientos eran mínimos, hasta que empezó la verdadera limpia del equipo y a día de hoy ya suman 10 bajas.

La primer baja fue la de ‘Nico’ Castillo quien a pesar de no jugar el último torneo con las Águilas, se logró un acuerdo para rescindir el contrato de un jugador que tenía uno de los salarios más altos de la plantilla.

Otro que salió del equipo sin jugar el último torneo fue Ramón Juárez, el joven de fuerzas básicas fue prestado al San Luis.

Y aquí comienzan las bajas de jugadores que estuvieron en el equipo, pero que aportaban poco o nada.

Nicolás Benedetti: Desde la grave lesión que sufrió no volvió a ser el mismo y en muchas ocasiones se le notaba la desconfianza que tenía al entrar al campo. Se fue a préstamo a Mazatlán.

Mario Osuna: Llegó por seis meses para cubrir la baja de Santiago Naveda, pero realmente no aportó nada, y no se le puede culpar, lo intentó, pero simplemente no estaba al nivel. Terminó su contrato.

Sebastián Córdova: Le dieron la ’10’ para motivarlo y sucedió todo lo contrario, un jugador con muchísima calidad, pero con una actitud muy pobre. Se fue vendido a Tigres.

Renato Ibarra: Hubo toda una novela alrededor de él, tras los problemas familiares que tuvo, se fue prestado al Atlas, pero al no conseguir a un extremo derecho decidieron darle la oportunidad para el Apertura 2021, jugó 10 minutos, anotó gol, se lesionó y se perdió todo el torneo. Se fue prestado a Xolos.

Leonardo Suárez: Tuvo chispazos que hacían pensar que sería un jugador clave en el equipo, pero las lesiones no le permitieron lograr nada. Fue prestado a Santos.

Emanuel Aguilera: Su ciclo había finalizado desde hace por lo menos seis meses, era alguien con carácter y que ciertamente mostraba profesionalismo, pero lamentablemente también era limitado técnicamente. Acabó su contrato.

Fernando Madrigal: Llegó con la intención de pelear el puesto con Aquino y Sánchez, pero nunca pudo hacerlo. Apenas jugó 15 partidos. Se va prestado al Necaxa.

Antonio López: Nunca demostró el porque era jugador del América. En 44 partidos no logró anotar ni un gol y solo dio una asistencia. Se va prestado al Necaxa.

Y esas son todas las bajas hasta el momento, es difícil que salga alguien más, aunque el único que no tiene su lugar asegurado es Bruno Valdéz, pero su salida dependería de si llega alguna buena oferta por él.

En cuanto a las altas, todavía falta por definir algunas cuantas, por lo que el mercado sigue abierto en ese aspecto.